11/25/2006

Espejos y Remembranzas

Aquí va mi primera "creación literaria" Un pequeño cuento-ensayo que escribí y que me valió muy buenas críticas de mi profesor de literatura que me incentivó a seguir escribiendo hasta hoy.


En los tiempos en que sabía con certeza que vivía. Cuando solía levantarme muy temprano, y recorría los alrededores del jardín de la casa, observándolo como si fuera completamente diferente cada vez que el sol salía, cuando oía cantar a la pareja de zorzales que anidaba en los meses soleados en el patio trasero, en aquella lejana época y lugar que parecen ahora tan distantes y donde permanecen todavía el recuerdo de la infancia.
Fue en estos tiempos, en que añoré lo imposible, donde descubrí un mundo solamente mío que permaneció vivo, pero que los años fueron matando poco a poco, muy sutilmente.
Un día en aquella época, recorría la casa como de costumbre, curioseando en cada habitación entré en el cuarto de mis padres, en ese momento me percate de la presencia de mi reflejo en aquel espejo de cuerpo entero ubicado junto a la cómoda. Lo curioso no fue verme como otras tantas veces sino ver el misterio traía este espejo. Por alguna razón que el tiempo ha procurado borrar de mis recuerdos, cogí otro espejo mucho más pequeño y poniéndolo entre mis manos comencé a reflejarlo hacia el grande. Mi ojos se iluminaron producto de mi asombro, la sorpresa de ver que se revelaba ante mis ojos la existencia de mis otros “yo” que habitaban al otro lado del espejo. En ese momento creí estar completamente seguro que un gran secreto había descubierto. No dudaba que uno de mis tantos “yo” hallados por mi gracias al misterioso Truco de los Espejos me haría un gesto, quizás un saludo o una mueca o incluso un desprecio. Por mas que lo intentaba no lograba ver el final, no podía enumerarlos a todos pues al querer seguir contando mis “yo” se movían cada vez más hacia uno de los extremos por lo que concluí que eran infinitos.
Con el paso de los años, ya más “grande” recuerdo aquel incidente con cierta nostalgia mezclada con alegría. Cuestiono aquella situación de vez en cuando y creo una hipótesis acerca de que si en realidad hay otros “yo! muy diferentes unos de otros y si los hay en cantidades infinitas al otro lado del espejo y en mundos igualmente infinitos. ¿Pensarían igual todos? ¿Tendrían ellos otras virtudes u defectos de los que yo carezco? A veces me gusta pensar que todo es cierto, que en si realidad hay otros “yo” al otro lado del espejo y los invoco agregando otra pieza de estas, y me comunico con ellos no mediante las palabras sino de una forma mas secreta incomprensible para cualquier otro mortal Pero vuelvo nuevamente a la “realidad” (si es que realidad es aquello a lo que los sentidos captan como tangible) y pienso que son tonterías, que no hay nada dentro de los espejos, que todo es una simple ilusión y es en esos momentos cuando anhelo volver a aquellos días en que mi mente no solía dudar acerca de aquel mundo descubierto y culpo al tiempo por borrarlo y a la gente por destrozarlo, por enseñarme lo que ellos consideran y llaman “mundo real” y me enfado conmigo por no haber defendido hasta el final aquel lugar secreto en donde todos los mundos son infinitos.

Lo que ha marcado mi vida son situaciones y momentos que para muchos suelen ser muy pueriles y tal vez demasiado vagos. Pero en aquel tiempo, el mundo no giraba a mi alrededor, al contrario, era yo quien con mi propia perspectiva giraba alrededor del mundo, desentrañado misterios que nunca nadie buscó, tal vez porque nadie sabía que existían.

4 comentarios:

FANGEL dijo...

ASI ES LA VERDAD CREO QUE ESTE ES MI ESCRITO FAVORITO DE UN AUTOR QUE NO SEA YO JAJAJAJAA
ME ENCANTA
TANTO QUE ASTA LO PUSE TAMBIEN EN MI ESPACIO JOJO

soledad dijo...

Si que es bueno. Antes de leerlo pensé, como juicio injustificado,se está puro quebrando.. jaja, pero luego de, pensé que me gustaría estar en esa clase de literatura y escribir como lo haces..jaja. No, tienes talento y lo mejor de todo es que lo aplicas de una manera muy apreciad apor mi..ya eso..

No te obligues a leer mi blog, no vas a encontrar nada competente.

eso.
Sigue creando. Chau

Sebastián Borrero. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sebastián Borrero. dijo...

Creo que la titulación o denominación del carácter del "cuento" está por mucho injustificada. Pues sabiendo bien que el escrito (ya que así convendría apreciarlo) no se fundamenta en algún otro planteamiento ajeno acerca de "los Yo infinitos" reflejados en un espejo, que quizá pudiera respaldarlo, pierde el rasgo de ensayo. Y en materia de cuento, y en mi juicio, el texto se asemeja a un escrito de un diario ordinaria en el que cualquier persona fastidia su existencia.