10/01/2014

Jorge Luis Borges - El Remordimiento

Recordando viejos viajes, de cuando era más joven, me entra el remordimiento (Tal cual este poema). Escribía mucho... escribía bien... Tal vez dentro de toda esa agonía si era feliz, porque tenía sueños, porque el mundo era un lugar lleno de oportunidades, porque el bien y el mal exilian pero también existían opciones para alejarse y buscar nuevos rumbos. Hoy no me queda más que la dicha de los recuerdo de un pasado aparentemente no tan feliz, pero creo que después de todo su fue feliz. Las palabras me delataron, yo y mi don de fluir que ya perdí. ¿Podré recuperarlo algún día?



He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados
.
Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. 

Cumplida no fue su joven voluntad.
Mi mente se aplicó a las simétricas porfías
del arte, que entreteje naderías.
Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.

3 comentarios:

sofia martínez dijo...

Me encanta, es un reflexión sencilla pero con un gran significado. Además Borges es un autor extraordinario.

Pabloncho C. dijo...

Así es Sofía, un gusto que pases por aquí. :)

Pabloncho C. dijo...

Así es Sofía, un gusto que pases por aquí. :)